(Español) La capacitación como pilar de la transformación digital

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

etapas-aprendizajeEs indudable que todo proceso de transformación o cambio requiere de la capacitación de las personas que lo van a realizar. Pero en ocasiones, este proceso de capacitación se confunde y se tiende a diseñar como si de formación académica se tratara: un profesor dando una clase magistral, y un montón de alumnos esperando a que acabe para recibir su certificación. Siento ser tan crítico, pero ese modelo licencia a muchos, y capacita a pocos.

En realidad, un proceso de transformación digital, cuyo objetivo sea conseguir un cambio de mentalidad efectivo para la incorporación de lo digital como parte de la vida profesional (y la personal), debe implicar la activación de una serie de estados mentales que lleve, a través de la curiosidad y la experimentación, a la interiorización de lo aprendido.

Aunque hay cierta discrepancia acerca de quién desarrolló la teoría de las cuatro fases del aprendizaje (Maslow vs. Burch), el trasfondo no varía. Así pues, se dice que una persona está en una de las siguientes:

  • Incompetencia inconsciente (I.I.), cuando el individuo es inconsciente de su desconocimiento sobre un tema.
  • Incompetencia consciente (I.C.), cuando el individuo es consciente de su desconocimiento sobre el tema.
  • Competencia consciente (C.C.), cuando el individuo se involucra activamente en el aprendizaje, siendo consciente del mismo, aunque todavía no lo tenga asumido del todo.
  • Competencia inconsciente (C.I.), cuando el individuo no es consciente de que sabe, tiene el saber asumido e interiorizado.

El ejemplo típico que siempre se pone es el de los idiomas. Uno no es consciente del desconocimiento de un idioma (I.I.) hasta que viaja al país donde dicho idioma se utiliza y se hace consciente de su desconocimiento (I.C.). A partir de ahí comienza a estudiarlo, y con esfuerzo, a aprenderlo (C.C.), hasta que lo interioriza de tal manera que lo utiliza como su propio idioma nativo (C.I.).

Llevado a la práctica, la capacitación en un proceso de transformación digital consistirá en acompañar a los participantes desde (quizás) un punto de incompetencia inconsciente (e.g. no soy consciente del papel que como usuario de un sistema de información tengo en la seguridad informática del sistema), apelando a su curiosidad, hasta un punto de incompetencia consciente (e.g. cuantas cosas podría hacer para evitar una catástrofe informática). Una vez puesto de manifiesto el desconocimiento y activada la curiosidad, se facilitarán los recursos necesarios para que la experimentación involucre al participante en un proceso de competencia consciente (e.g. si tengo presente los riesgos, y parto de la premisa de desconfiar de todo, cuando reciba un correo electrónico de Endesa con un adjunto, seré crítico antes de descargarlo y abrirlo, evitando un posible secuestro de los sistemas y los datos a los que tengo acceso). La práctica reiterada de lo aprendido, cuando ha sido incorporado a lo cotidiano, lleva al participante hacia un estado de competencia inconsciente, habiendo asimilado completamente lo aprendido e incorporado a su día a día digital.

Es aquí cuando podemos hablar de éxito en la capacitación que acompaña a todo proceso de transformación digital. Es por ello que bien definida y puesta en práctica, la capacitación, se erige como un pilar básico en la transformación digital.

1 Comment

  1. ERIC OLLER
    Sep 14, 2018

    Buenos dias,….interesante articulo

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *